¡Feliz Navidad!

¿Quién se resiste a un post felicitando la Navidad? La Fábrica de Sueños desde luego no. Es una época de celebrar, de alegría pero también de hacer balance, como personas, por supuesto, pero también como entidad… entidad que al fin y al cabo tiene personas tras de sí.

Acaba un año también, y aunque para nosotras Septiembre nos sabe más a comienzo que Enero (no perdemos el sentimiento de estudiantes) toca repasar este año. La Fábrica de Sueños comenzó sus primeros pasos hace ya dos años y medio, esos pasos fueron más bien pasitos, de bebé recién echado a andar que aun se cae y se cansa y decide ir en carrito. Ha sido este 2016 el que nos ha traído los pasos de gigante, el que nos ha dado la valentía y el que, conscientes ya de nuestra experiencia y formación, hemos decidido salir al mundo. Tenemos mucho que agradecerle a este año, y aunque también ha estado lleno de miedos, dudas y malos ratos, seguro que al volver la vista atrás dentro de un tiempo, lo recordaremos como un hito vital, una época de crecimiento y mucho aprendizaje, porque por mucho que estudiáramos en los libros, la vida real no tiene nada que ver.

¿Y como afrontamos 2017? Con ilusión, con mucha ilusión. Al fin y al cabo somos una fábrica de sueños, y esta fábrica es al fin y al cabo nuestro sueño. Tenemos tantas ideas, tantas ganas de trabajar y tanta anticipación a todo lo bueno que está por venir que ya estamos desando comernos las uvas y empezar un nuevo año.

Y a todos vosotros, todos los que estáis desde el principio, los que habéis ido llegando y pero os habéis hecho un hueco para siempre… a vosotros….¿qué deciros?….INFINITAS GRACIAS. Sin vosotros nada de esto seria posible. Cuando se comienza un camino duro no sabéis como de vez en cuando se valora una mínima palabra de ánimo, quizás no lo sabéis porque no lo hemos dicho, pero muchas veces nos habéis levantado cuando acabábamos de tropezar. Pero cuando se comienza un camino duro como este, también se valoran los tirones de orejas, los tirones hacia abajo para volver a ponerte lo pies en el suelo, que desde fuera alguien valore una situación. Gracias por contribuir a fabricar nuestro sueño.

Y a todo y a todos los que están por venir: ¡aquí estamos! Como los niños la noche de reyes, expectantes y convencidas de que aunque no todo haya sido color de rosa, estamos seguras de que no nos traerán carbón.

Disfrutad, reid, comed lo que os guste, resguardaros del frío con el calor de la familia, dad abrazos de verdad y regalar lo mas caro: cariño. Estamos seguros de que esta Navidad será fantástica, y que el 2017 traerá consigo muchos sueños cumplidos… ¡Feliz Navidad de parte de la Fábrica de Sueños y nos vemos en 2017!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.