¿Ser Wedding Planner en Jaén?


Ser Wedding Planner en España es algo relativamente nuevo, y ser Wedding Planner en Jaén es una tarea un tanto difícil. En ciertas ocasiones, cuando hablamos a alguien de la figura del Wedding Planner, se le viene a  la cabeza la típica película americana, Jennifer López llevándose al novio de la boda, la peculiar pareja con acento extraño y manías disparatadas del padre de la novia… Imágenes que desenfocan una profesión que cada vez está más de moda, pero que exige una profesionalidad.descarga

Primera cosa que la gente cree que hace un Wedding Planner: lo organiza TODO, y cuando decimos todo decimos todo. Es entonces cuando los novios presentan ciertas reticencias a delegar trabajo a un Wedding Planner. Nada más lejos de la realidad, un buen profesional de la organización de eventos sabe que los protagonistas son los novios, que su principal función es captar en todo momento qué buscan y qué tienen en mente, y facilitarle las tareas para que tengan la boda de sus sueños. Un Wedding Planner nunca va a imponer ideas o criterios, escuchará mucho y transformará ideas en realidades.

Es una profesión que consiste en actuar como vehículo, en ayudar a llevar a cabo lo que está en la mente de los novios de manera cómoda. A todos aquellos que han pasado por el proceso de organizar una boda, hablan de los nervios que se pasan durante ese proceso, desacuerdos y discusiones y de cómo luego se arrepienten de que todo haya pasado tan rápido y no lo hayan disfrutado tanto como le hubiera gustado. Un Wedding Planner ayuda a eso, a quitar nervios y tensión, ahorra tiempo y discusiones con los proveedores y facilita el disfrute de este proceso ¡que al fin y al cabo es para pasarlo bien!

Además hay que hablar de la ventaja económica que supone un Wedding Planner. Al ser un profesional del sector conoce de cerca los precios de cada uno de los servicios, sabiendo que proveedor se ajustará a vuestras ideas pero sin olvidar vuestro presupuesto. Además en ocasiones puede ofreceros jugosos descuentos por convenios que tenga con diferentes empresas. A la larga supone un ahorro, de tiempo, de quebraderos de cabeza y por supuesto de dinero.

wedding-planner-andalusia-Indira-Anzola

Jaén es una ciudad pequeña, y todos sabemos que hay ciertas cosas que tardan más en llegar, pero cuando llegan lo hacen con fuerza. Cualquiera que esté mínimamente implicado en el mundo bodil, o sea seguidor de cualquier blog de moda sabe que los Wedding Planners son elementos imprescindibles en cualquier “it-boda” que todos nos empeñamos en copiar ¿por qué no también confiar en un Wedding Planner?

Ser originales y únicos, pero aprender a disfrutar del proceso. En lugar de pasar días dando vueltas por miles de salones o de caterings buscando el ideal, recibir una carpeta con las diferentes opciones y así sin moverse de la comodidad de casa descartar cuales no nos gustan y cuales sí para concertar visitas y decidir entre los que pasen una primera criba. Ahorrar el proceso de pelearse con el impresor de invitaciones, que no las saca a tiempo o que ha cometido una errata… eso y mucho más obtienes contratando un Wedding Planner.

DSC_0010

Y por último y no menos, el día de la boda. Es imposible estar en mil cosas a la vez. Es un día para disfrutar, para celebrar vuestro amor y compartirlo con la gente qué más quieres, ese es suficiente trabajo para un día, que además suele ser uno de lo más importante de nuestras vidas. Deja que alguien se encargue de correr detrás de los maîtres, de los encargados de la decoración, de que los invitados se encuentren cómodos y sepan dónde tienen que estar en cada momento, que la música empiece en el momento exacto, que los regalitos estén donde tienen que estar en el momento justo…¡Los novios se encargan de disfrutar con la certeza de que alguien se encargará de que todo esté a pedir de boca!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.